Significante y significado

Significante y significado: Libro.

Ayer fue el Día del Libro. Hoy solo es una palabra más, pasada de moda, cansada, resacosa de homenajes más o menos sinceros que se retira a su estante hasta el año que viene, a esperar otros 365 días para que vuelvan a sacarla en procesión, como un santo patrón, como los Reyes Magos o la Constitución. Libro, ¿quien te invoca te conoce?, ¿sabe que, según la ley, tienes que tener al menos 49 páginas excluyendo las cubiertas?, ¿o que puedes transformarte de obra científica o literaria en impuesto o contribución, o en la humilde tercera cavidad del estómago de los rumiantes?

Libro viene del latín liberpalabra referida a la parte interna de la corteza de los árboles que en un tiempo se utilizó para escribir. Esta misma raíz se encuentra en la mayoría de lenguas romances, y como señala Alberto Bustos, en las lenguas germánicas se da una situación similar: book, buch, o boek vienen de las correspondientes voces inglesa, alemana y neerlandesa para haya. Así, el libro se convierte en el soporte de la palabra escrita, impresa en un conjunto de hojas encuadernadas para formar volumen, o, como la RAE se moderniza, en otro formato, por ejemplo digital.

Y como lo que queda escrito, en negro sobre blanco, ya no se olvida, se llaman también libros a una gran variedad de documentos de carácter económico: del Gran Libro, que llevan las oficinas de deuda pública, al libro borrador donde los comerciantes hacen sus apuntes, pasando por el de caja, el copiador, el de cuentas ajustadas, el talonario, el mayor, el diario y el de inventario. También la religión tiene sus libro: de becerro, de coro, de horas, de misa, moral, procesionario, sapiencial… y por supuesto, el gran Libro de la Vidadonde según el diccionario, consta el “conocimiento que Dios tiene de los elegidos, en el cual se consideran como inscritos los predestinados a la gloria, ya de una manera irrevocable, por estar ordenados a ella como fin, o de modo revocable, por estar ordenados a ella por la gracia”.

Son todos, en definitiva, libros de asiento, donde se anota o escribe lo que importa tener presente, como lo son también el libro de familia, el de estilo, el de acuerdosque recoge las resoluciones que se toman en las sesiones del ayuntamiento o de otras corporaciones, o el maestro, ya sea este donde se anotan y registran las noticias pertenecientes al gobierno económico de una casa, o el que contiene las filiaciones y las partidas que recibe el soldado.

Además, hay libros de colores: libro blanco es el documento oficial que recoge las líneas maestras sobre un tema de interés y utilidad pública, y ese documento se transforma en un Libro Rojo si quien los escribe es Mao, o unos pedagogos de filiación marxistas, como en el caso del Libro rojo del cole, cuya publicación en la España de la Transición causó un auténtico revuelo. También es rojo el libro o la lista de especies amenazadas creada por la UINC, que ha dado lugar a otras muchas “listas rojas” que recogen todo aquello cuyos creadores consideran en peligro. Los libros amarillos recogen tendencias, números de teléfono,  y los Presupuestos Generales del Estado; los negros, como de costumbre, lo mismo que los blancos pero al revés; los verdes, son “cuadernos en que se escriben noticias particulares y curiosas de algunos países y personas, y en especial de los linajes, y de lo que tienen de bueno o de malo”, y el libro de oro, el registro de la nobleza veneciana.

Libros, en fin,  para todos los gustos, hasta para quien no le guste leer, como el librillo de papel de fumar o el de las cuarenta hojas, libros de cabecera de alguno. Y no juzgaremos si es mejor o peor, que opinar de esto es meterse en libros de caballerías, o sea, donde no nos importa.

Libros para  para viajar, para aprender, para perderse y encontrarse. Libros para dormir, libros para viajar, para regalar, para prestar, para no devolver, para enamorarse y para olvidar. Libros, libros, libros, pero siempre, como dice Eco, hablando de otros libros, y contando a su manera, historias contadas mil veces, la vida desde que es vida.

Advertisements

5 thoughts on “Significante y significado: Libro.

  1. ¡Qué curioso! No sabía lo de que para considerarse libro tiene que tener mínimo 49 páginas, ¿qué número más raro no? ¿Por qué no redondear a 50? jajaja, preguntas absurdas aparte, me ha gustado mucho la entrada. Yo que soy apasionada de los libros (el ebook aún no me termina de convencer) prometo no olvidar la palabra hasta el próximo abril. Besos

  2. Qué chulada María!!! ole por los libros en todas sus facetas maravillosas!!!!!
    Como a Pasuco a Pasuco, me ha llamado la atención el hecho de que tengan que tener 49 páginas para ser considerado libro!!
    Bs 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s