De la lengua / Significante y significado / Uncategorized

Significante y significado: tapa.

Dice la RAE que la palabra tapa “quizás” viene del gótico *tappa, y en su origen significaba exactamente “cubierta o tapadera”, es decir, cualquier cosa que se emplee para cerrar una abertura. De ahí derivan las varias acepciones que recoge el diccionario, todas relacionadas con el hecho de cubrir, tapar, ya sea un recipiente, el casco de una caballería, los rotos de una suela o las páginas de un libro encuadernado. Tapa es también las “vueltas en el cuello de una chaqueta”, la “compuerta de una presa”, un “corte de carne de ternera” o la “parte superior del cráneo” que impide que se nos escapen los sesos. Pero sin duda alguna, la tapa más famosa y más internacional es la que nos tomamos con unos vinos  unas cañas, de pie en la barra de un bar.

Pero, ¿cómo se llega desde una tapadera a esa “pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida“? Teorías hay muchas; cierta, puede que ninguna. La etimología-ficción del término tapa se remonta a Alfonso X el Sabio, que obligado a tomar vino por prescripción facultativa, ordenó que en su reino no se sirviese bebida alcohólica sin acompañarla de algo sólido, con el fin de tapar con la comida los efectos del alcohol. Una medida similar se atribuye a los Reyes Católicos, esta vez dentro de las competencias de la DGT: como el “si bebes, no conduzcas” no se había popularizado aún, los Reyes ordenaron que todas las casas de postas sirvieran algo de comida en un plato que tapase el jarro, de forma que hasta que no se acabase con esta tapa, no se pudiese empezar a beber. Pretendían con esta medida evitar los accidentes de los carreteros.

Puede que la idea le viniese a Fernando en una parada en su camino entre La Isla del León (San Fernando) y Cádiz, en la que pidió al tabernero algo para tapar su jarro de vino y evitar que entrasen moscas, a lo que este le ofreció una rodaja de embutido. Curioso paralelismo con otra leyenda, esta vez del siglo XX: estando Alfonso XIII en el Ventorrillo del Chato (también entre San Fernando y Cádiz) un día de fuerte Levante, el camarero puso una loncha de jamón para tapar su vaso y evitar que le entrara arena, argumentando que lo hacía “por amor al vino“.

Se elija la versión que se elija, la verdad es que hasta el siglo XX no existen prácticamente evidencias escritas sobre del término. Se recoge esta acepción por primera vez en el Diccionario general y técnico hispano-americano de Manuel Rodríguez Navas y Carrasco (1918), que lo define como una forma “vulgar” de referirse a “aceitunas, salchichuelas u otro bocadito fiambre  que se da con cañas o copas de vino en colmados y tabernas“.  La RAE la incluyó por primera vez en la dieciseisava edición de su Diccionario, en 1936, calificándola como un andalucismo, pero desde los años 70 la referencia a su origen andaluz ha sido eliminada, ya que el término y la costumbre están extendidos de sobra por toda España, aunque en algunos sitios tenga otro nombre, como los pintxos en el Norte.

Pero en realidad, ¿qué son las tapas? A veces, nada parecido a lo que ofrece cualquiera de los Spanish tapas bar repartidos por el mundo, y a veces, exactamente eso. Se trata de pequeñas porciones de comida, más o menos elaboradas, que se comen de forma informal (se pican, más que se comen). A menudo de pie, con palillos o con las mismas manos, como una excusa para relajarse y alternar, para acompañar (y empapar) el vino y la cerveza, para probar las especialidades del sitio de turno, o para llegar vivo desde el desayuno, tempranero y mal comido antes de amanecer, a la comida tardía de después de una larga jornada laboral.

Una tapa puede ser una simple tortilla de papas, unas indispensables croquetas, bravas, unas rodajas de jamón o chorizo, un pinchito moruno, o un mini-plato de paella. Puede ser un guiso, un montadito, una ensaladilla o una sofisticada obra de arte a pequeña escala, pero, como bien explica Damian Corrigan en esta página sobre viajar a España: las tapas no son una comida concreta, no son un entrante, y no son (o no deberían ser) un plato con varias porciones de comida diferente.

Sobre el precio, hay sitios donde es costumbre servir una tapa con cada consumición (por ejemplo, Granada, León o Salamanca) y otros donde rara vez te invitan a un plato de aceitunas, como Sevilla. Sin embargo, en algunos lugares, el precio de la tapa (normalmente de baja calidad) repercute sobre la bebida, mientras que en otros, por poco dinero más, pruebas un montón de verdaderas exquisiteces.

Pero lo importante es disfrutarlas. Con alegría, con unos amigos, con una cañita o una copita y un rato por delante para reírse de lo mala que está la cosa. Y si te queda alguna duda, ahí va una lección gráfica sobre las tapas con música del Combo Linga.

Advertisements

2 thoughts on “Significante y significado: tapa.

  1. Reblogueó esto en La Tertulia a la cartay comentado:
    Mañana comienza el IX Festival de la Tapa “Zafra se destapa”. Como cada año, La Tertulia participa en esta actividad con tres propuestas: nuestro Paté Casero acompañado de mermelada de naranja amarga y naranja caramelizada, Hojaldres de Morcilla de Miajadas, y Pierna de Cerdo al horno con Crema de Membrillo (Sí, de cerdo, aunque en los trípticos ponga de cordero).
    Pero, ¿qué es una tapa?. Aquí os dejamos la versión de Parapalabras.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s