Visto oído leído

“Escribir para poder leer”: El fomento de la lectura en Panamá (“El País”)

El pasado día 22 de octubre El País publicaba un artículo sobre las estrategias para el fomento de la lectura desarrolladas por el Ministerio de Educación panameño, dentro de la cobertura que este periódico ha realizado sobre el IV Congreso de la Lengua celebrado en el país americano.

El fomento de la lectura entre escolares en una tarea difícil y necesaria, y en el caso de Panamá, con una media lectora de dos libros por habitante y año, han sido los propios profesores quienes directamente han asumido el reto:

Lo cierto es que hace dos años fueron los mismos profesores de español del país quienes pidieron a la ministra de Educación, Lucy Molinar, cambiar las estrategias de enseñanza del idioma y de la promoción y fomento de la lectura. En noviembre de 2011, después de participar en la Mesa Didáctica previa al XIV Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española, se firmó un compromiso con el Meduca (Ministerio de Educación) “para asumir el protagonismo y ser actores del mejoramiento, pertinencia, uso de herramientas tecnológicas y nuevas didácticas para la enseñanza de nuestro idioma. Es una respuesta al bajo rendimiento estudiantil”, cuenta con una amable vocalización la profesora Érida Morales, responsable de lo que salió de aquel Congreso:Rednade. Ese es el nombre. Y uno de los puntos clave es la lectura, llevar el libro a los muchachos, a sus hogares.

Para ello, la estrategia diseñada comienza por la escritura: los alumnos escriben, y lo que leen en el aula son sus propias palabras y las de sus compañeros. No se trata ya de saber qué dijo Cervantes, Vargas Llosa o el profesor, sino qué creen, piensa y sienten ellos mismos.

De la creación a lo lúdico. O como lo ve Patricia, una de las 8 niñas con chaleco azul del Círculo de Lectores de la escuela: “Leemos aunque sea por la curiosidad, por saber lo que cuenta un compañero de al lado, o de otro que es como uno y está al otro lado del Canal”.

Entran en el mundo de la lectura, luego ya irán por territorios más sofisticados, y en el camino se quedarán algunos. Pero los primeros pasos parecen garantizados.

Como sucede en otros muchos ámbitos, las actitudes que los alumnos desarrollan en la escuela, sobre todo en la primaria, se extienden a sus familias, de manera que el sistema no solo educa a los niños sino también a sus familias, extendiendo su labor sobre la sociedad al completo. En este caso, desde Rednade se propuso como primera medida un concurso estatal de cuentos en el que participaron medio millón de personas. Los textos seleccionados se convirtieron en un libro que es ahora el primer libro de lectura de las aulas panameñas. Pero este año, el concurso se ha ampliado y con “Un cuento en familia” participan también padres y docentes. Se han recibido 822.988 cuentos en un país de tres millones y medio de personas, de donde se creará un nuevo libro-manual que incluye edición bilingüe.

Parece que con esta estrategia Panamá está creando una cantera de lectores para su país. Quizás sea un espejo en el que mirar nuestro sistema educativo, con sus descorazonadores datos sobre comprensión lectora y resultados escolares.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s